Se encuentra usted aquí

Nota de prensa

Los expertos reclaman más medidas fiscales para atraer a los inversores hacia el MAB, que se perfila como una herramienta clave para financiar el desarrollo de la biotecnología

Biocat esponsoriza debates sobre el Mercado Alternativo Bursátil y la nanotecnología en Biospain 2010.

La feria, que ha reunido al sector de la biotecnología durante tres días en Pamplona, ha servido también para acordar una mayor colaboración entre las biorregiones del Estado.

30.09.2010

El Mercado Alternativo Bursátil (MAB) puede ser una herramienta clave para financiar el desarrollo de la biotecnología en España, pero para extraer todo su potencial es necesario incentivar la participación de los inversores mediante medidas fiscales adecuadas. Ésta es la principal conclusión de los expertos participantes en la mesa redonda Alternative Equity Market for Growth Companies, celebrada esta mañana, en la segunda jornada de la feria Biospain 2010, y que es una de las actividades promovidas por Biocat dentro del programa del certamen.

Las características del MAB, con un marco regulatorio más flexible que el del mercado bursátil tradicional y específicamente dirigido a empresas de capitalización reducida, lo hacen especialmente interesante para las empresas biotec que buscan la financiación que necesitan para desarrollar sus negocios. "La regulación legal y fiscal hacen que el MAB sea una vía de especial interés para la financiación de compañías que cuentan con participación de venture capital, dado que no se trata de un mercado regulado, y por tanto no existe obligación de transmitir la participación antes del plazo de 3 años para poder disfrutar de las ventajas fiscales aplicables a este tipo de inversores", subraya Ignasi Costas, socio del bufete RCD, colaborador de Biocat y especialista en financiación de empresas biotec, que ha participado como ponente en la mesa.

Pero el reto del MAB es, hoy por hoy, resultar bastante atractivo para los inversores, lo que precisa, según los expertos, que se incrementen los incentivos fiscales. En concreto Costas señaló que, junto a medidas como las que han puesto en marcha las comunidades de Cataluña y Madrid (20% de deducción del IRPF, con un límite máximo de 10.000 euros y siempre que se mantenga la inversión durante 2 años), serían necesarias medidas como las que han propuesto CataloniaBIO y Biocat, entre las que subrayó la reducción e, incluso, exención de tasas fiscales sobre los dividendos y las ganancias de capital; la exención del impuesto sobre operaciones societarias, sobre los aumentos de capital previos a la entrada en cotización en el MAB, y que las pérdidas de capital puedan ser compensadas contra otras fuentes de ingresos diferentes a los incrementos patrimoniales.

Por su parte, Jesús González Nieto-Márquez, vicepresidente y director gerente del MAB, ha subrayado igualmente la necesidad de que se extiendan las deducciones fiscales para los inversores más allá del reducido marco actual (sólo Galicia y Valencia han anunciado paquetes de deducciones similares a los de Cataluña y Madrid, que todavía no son efectivos), pero también las ayudas a las empresas que quieren entrar en el MAB (actualmente sólo hay las ofrecidas por el Ministerio de Industria y las articuladas por las comunidades de Madrid, Galicia y Murcia). Otro aspecto a mejorar en el marco del MAB es que el porcentaje de free float deje de situarse en la media actual del 30% para situarse en cifras más cercanas al 60%.

La mesa, moderada por Josep M. Echarri, director general de Inveready Seed Capital, ha contado también con la participación de Barbara Lunghi, representante de AIM (London Stock Exchange market for growing companies), el mercado alternativo bursátil británico en el que cotizan más de 1.200 empresas; Fernando González, asesor registrado (figura que la ley exige para ayudar a las empresas en su proceso de entrada al MAB); Miguel Ángel Bonachera, consejero delegado de la empresa catalana AB-Biotics, que cotiza en el MAB desde el pasado junio, y Javier Velasco, director general de Neuron BPH, la otra empresa biotec española que se ha incorporado al MAB este 2010.

Biocat ha apoyado también, en el marco de Biospain y dentro del congreso científico BIOTEC 2010, la celebración de una mesa redonda sobre nanotecnología.

Las biorregiones españolas potencian su colaboración 

Por otra parte, Biospain 2010 ha enmarcado una reunión de la Red de Biorregiones de España con el objetivo de mejorar la coordinación y el trabajo en red de los bioclústers con que cuentan diferentes comunidades autónomas. En el encuentro participaron, además de Biocat, representantes de Andalucía BioRegión, Bioaratec (Aragón), BioBal (Illes Balears), BioBasque (País Vasco), Bioval (Comunidad Valenciana) y de BioGalicia (organismo de promoción económica del gobierno de Galicia, donde el clúster biotecnológico está en proceso de constitución).

En la reunión se ha decidido poner en marcha un programa de trabajo que propicie el intercambio de información y experiencias, y la identificación de intereses comunes y de posibles iniciativas de respuesta a las problemáticas detectadas. "Aunque las características y el grado de desarrollo de las biorregiones del Estado son muy diversas, el sector tiene retos y necesidades que son comunes a todos y, si podemos hablar con una sola voz, tendremos mucha más fuerza a la hora de hacer llegar los requerimientos del sector a las instituciones que deben dar respuesta", ha señalado Manel Balcells, presidente de la comisión ejecutiva de Biocat, en el transcurso del encuentro.

Biocat es la organización que coordina, dinamiza y promueve la biotecnología y la biomedicina en Cataluña. Impulsada por la Generalitat de Catalunya y el Ayuntamiento de Barcelona, integra también varias empresas y entidades de referencia del sector.

Para más información:
Gabinete de prensa de Biocat: F&A • Tel. +34 93 419 19 86 • slazaro@filloy.com

Contactos:
Adela Farré (Biocat) • Tel. +34 93 310 33 69 • M. 626 992 057 • afarre@biocat.cat
Silvia Labé (Biocat) • Tel. +34 93 310 33 69 • M. 662 315 400 • slabe@biocat.cat