Se encuentra usted aquí

Noticia

11 proyectos elegidos para participar en la 3ª edición de CRAASH Barcelona

El programa de aceleración impulsado por Biocat y el CIMIT con EIT Health recibió 78 solicitudes de 21 países

AddToAny buttons: 
24.04.2020

Un total de 11 proyectos liderados por emprendedores de 4 países europeos (España, Francia, Irlanda y Reino Unido), incluyendo 5 proyectos de la BioRegión, han sido elegidos para participar en la 3ª edición de CRAASH Barcelona, ​​el programa de aceleración impulsado por Biocat en colaboración con el CIMIT (Boston), que forma parte de los bootcamps de EIT Health.

Este año, CRAASH Barcelona ha recibido un 20% más de solicitudes que en 2019: un total de 78 proyectos de 21 países han solicitado participar en la 3ª edición del programa, dirigido a proyectos con tecnología de vanguardia (diagnóstico, dispositivos médicos y salud digital) surgidos de centros de investigación europeos, institutos de investigación hospitalarios y universidades.

"Cada año vemos proyectos cada vez más innovadores y de calidad que solicitan participar en el programa de aceleración CRAASH Barcelona. Los equipos seleccionados para esta edición tienen un gran potencial para cambiar la vida de las personas", destaca John Collins, COO en el Center for Integration of Medicine and Innovative Technology (CIMIT).

Los once proyectos elegidos para participar en CRAASH Barcelona este año son:

AiiNTENSE: Las UCI se enfrentan a varios retos como la complejidad de patologías con complicaciones neurológicas, la trazabilidad de decisiones médicas, la falta de interoperabilidad y la calidad de los datos de salud que dificultan la efectividad de los proyectos de investigación. Este proyecto desarrolla una solución que permite acceder a los datos de salud del paciente para mejorar la calidad de las decisiones médicas y facilitar los proyectos de investigación.

Anais Medical: Los procedimientos de acceso vascular necesarios para la hemodiálisis son complejos e implican diversas disciplinas y pacientes frágiles. La formación es crucial para minimizar los riesgos de los pacientes, pero los sistemas formativos actuales se consideran poco realistas e ineficientes, por lo que a menudo se hace con práctica directa. Este proyecto, surgido del Hospital Parc Taulí de Sabadell, ofrece un conjunto de herramientas completo para procedimientos de acceso vascular con simuladores altamente realistas que permiten practicar diversas técnicas de acceso vascular.

Angiotheragnostics: Proyecto del Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge (IDIBELL) y el Instituto Catalán de Oncología (ICO) que presenta una estrategia innovadora para tratar y evitar la resistencia anti-angiogénica. El activo es un nuevo biomarcador de plasma que identifica qué paciente será candidato a recibir un fármaco que pueda bloquear y prevenir la resistencia y, por tanto, esta doble estrategia permitirá la administración de terapias más eficaces y seguras a los pacientes.

Keycatch: Proyecto de la Universidad Pompeu Fabra centrado en el desarrollo y la validación de una plataforma de detección y cuantificación de múltiples moléculas. Inicialmente, desarrollarán biosensores para detectar metales pesados ​​y el V. cholerae, responsable de la enfermedad del cólera. Estos dispositivos serían óptimos para una detección rápida, in situ y barata sin necesidad de instalaciones de laboratorio.

Mch20: Las patologías hepáticas se consideran una epidemia en todo el mundo (prevalencia del 25%) y su gestión presenta un reto, ya que los métodos rutinarios no son suficientes para estratificar a los pacientes. Para superarlo, Mch20 permitirá determinar los daños hepáticos mediante una muestra de orina. La prueba se hará en casa, haciendo más accesibles las pruebas hepáticas y mejorando la estratificación del paciente.

Medwise.ai: Este proyecto está construyendo una plataforma de IA que pueda recuperar los conocimientos de las directrices clínicas y artículos de revistas para responder a las preguntas formuladas por los médicos. Esto puede reducir el tiempo de búsqueda desde los 15 minutos por consulta hasta los pocos segundos y ahorrar hasta una hora por clínico y día. En última instancia, el proyecto pretende mejorar la adopción de medicamentos basados ​​en la evidencia, reducir la variación injustificada de la atención y mejorar el resultado del paciente. Medwise.ai acaba de lanzar una versión de su plataforma centrada en la Covid-19 para ayudar a los profesionales de la salud: www.medwise.ai/covid .

My gut solution: La dieta baja en FODMAP (fructooligosacáridos y galactoolicosacáridos) es la intervención dietética más eficaz para el síndrome del intestino irritable. Se estima que el microbioma es clave en la gravedad de los síntomas. Este proyecto tiene un programa dietético basado en vídeos que ayuda a las personas a gestionar la enfermedad. Con datos fenotípicos de microbioma y aprendizaje automático, quiere identificar los algoritmos para las mejores opciones de tratamiento y ofrecer intervenciones personalizadas.

Myosleeve: El primer dispositivo médico inteligente para el brazo basado en la electromiografía superficial de alta densidad que permite hacer una monitorización a tiempo real del paciente durante la recuperación de la epicondilitis (codo de tenista). Este dispositivo permitirá un tratamiento personalizado y una recuperación más rápida.

NewClin: La mitad del mundo no tiene acceso a los servicios sanitarios y esto empeorará con el previsible declive mundial de 15 millones de trabajadores sanitarios en 2030. NewClin desarrolla una aplicación móvil basada en el lenguaje y la IA para transformar el acceso de la población a los servicios sanitarios, y, a la vez, generar datos obtenidos del mundo real (real-world data) para el desarrollo de nuevos productos y servicios de salud.

TMP-EIT Health: Proyecto interno de EIT Health para desarrollar una plataforma de servicios dentro del ecosistema EIT Health.

Virtual Hearts: Proyecto de la empresa catalana Elem, spinoff del Barcelona Supercomputing Center (BSC). Los ensayos en humanos son costosos y tardan mucho en completarse, y conllevan riesgos importantes para negocios y pacientes. Utilizando poblaciones de pacientes virtuales, esta plataforma de ensayos in-silico basados ​​en supercomputadores permite a los fabricantes de dispositivos cardiacos probar de forma segura dispositivos implantables de alto riesgo antes de iniciar ensayos en humanos.

 

Del laboratorio al mercado en 3-5 años

CRAASH Barcelona formará a estos proyectos seleccionados para comercializar su tecnología en los próximos de 3 a 5 años. Los participantes estarán guiados por mentores expertos del CIMIT (Boston), la aceleradora sanitaria con más experiencia en el mundo, y ocho expertos europeos del sector sanitario.

CRAASH Barcelona es un programa intensivo de 12 semanas dividido en tres fases. La primera fase permitirá a los equipos validar si su tecnología puede cubrir una necesidad real y encontrar un lugar en el mercado. Los equipos trabajarán con expertos del CIMIT en Boston, primero a través de reuniones virtuales y posteriormente presencialmente en un evento en Barcelona.

La segunda y tercera fase de CRAASH Barcelona permitirán a los equipos validar su proyecto en algunos de los mejores ecosistemas sanitarios de Estados Unidos (Boston) y Europa (Galway y otras ciudades europeas importantes).

CRAASH Barcelona tiene colaboraciones con el Instituto Catalán de la Salud, NUI Galway y Medicen (París), y BCN Tech City y Movistar Centre como socios de eventos.