Se encuentra usted aquí

Noticia

Grifols invierte 326 millones en cuatro nuevas plantas, una de ellas en Parets del Vallès

La planta de producción catalana recibirá 59 millones de euros y el resto se distribuirá entre los Estados Unidos e Irlanda

AddToAny buttons: 
11.03.2016

La farmacéutica catalana Grifols ha anunciado un nuevo plan de expansión que prevé la inversión de 326 millones de euros en su área de Bioscience para los próximos cinco años. El plan incluye la construcción de cuatro nuevas plantas de producción: dos en Clayton (Estados Unidos) destinadas al fraccionamiento de plasma y a la purificación de inmunoglobulinas y a las que se destinarán 190 millones de euros; una en Dublín (Irlanda) de purificación de albúmina con 76 millones de inversión, y finalmente la planta de Parets del Vallés, con 59 millones y dedicada a la purificación de la proteína alfa 1-antitripsina (Prolastin®).

El dinero invertido en la planta catalana se destinará a equipamiento, ya que la edificación se había construido con anterioridad siguiendo el plan aprobado en 2014 que pronosticaba que la producción de Prolastin® -proteína que se utiliza principalmente para combatir determinadas enfermedades respiratorias- lograría sus niveles máximos en el año 2018. Se prevé que la planta de Parets pueda comenzar su actividad a finales de 2017 o principios de 2018, ya que actualmente se encuentra en fase de validación por las autoridades sanitarias: la Food and Drug Adimistration (FDA) de EEUU y la European Medicines Agency (EMA).

A principios de año ya se había levantado el debate sobre el lugar donde se construiría la nueva planta de fraccionamiento de plasma, si en Parets o en Clayton, y finalmente se ha optado por la ciudad americana. El grupo ha justificado la decisión alegando que el 65% de las ventas se concentran en el mercado estadounidense frente al 5% que representa el mercado español. La construcción de esta planta, así como la de purificación de inmunoglobulinas y la que se construirá en la capital irlandesa comenzarán entre este año y el próximo.

El grupo, de acuerdo con un plan aprobado el año pasado, tiene además prevista la construcción de un tercer laboratorio de análisis sanguíneos, así como la apertura de 75 nuevos centros de plasmaféresis en Estados Unidos antes del 2021 que garantizarán el suministro de plasma que se necesita para fabricar los medicamentos hemoderivados que comercializa -en Estados Unidos se permite remunerar a los donantes de plasma.

Grifols, presente en más de 30 países y con ventas en más de 100, afirma que la construcción de las cuatro nuevas plantas busca incrementar la capacidad de producción de medicamentos derivados del plasma sanguíneo para hacer frente al aumento de la demanda prevista hasta el 2028-2030 y "garantizar el crecimiento sostenido de la compañía a largo plazo".

 

PDF icon Más información en la nota de prensa

planta grifols parets

La ciudad vallesana ya tiene tres plantas de fraccionamiento de plasma, de suero y de productos diagnósticos de Grifols.

Contenido relacionado: 
Categorías: