Se encuentra usted aquí

Startup generation

Mariano Vázquez

CTO y cofundador de ELEM Biotech

Mariano Vázquez es Doctor en Física y empezó a trabajar en el Barcelona Supercomputing Center en 2005 como investigador y usuario del supercomputador Mare Nostrum. Allí, junto con un compañero, crearon un programa de simulación que podía aplicarse en diferentes ámbitos como la aeronáutica, la industria automotriz, la energía eólica o la investigación biomédica. Esta última fue la aplicación más exitosa, especialmente en el área de investigación cardíaca. Después de recibir varias becas y colaboraciones internacionales por el software desarrollado, en 2018 cofundó ELEM Biotech.

“Crear una ‘startup’ es como correr un maratón mientras te tiran piedras. No solo tienes que estar preparado para correr, sino también para recibir las piedras”

23.09.2020

ELEM Biotech es una spinoff del Barcelona Supercomputing Center que forma parte de las 10 empresas seleccionadas para participar en la actual edición del programa de aceleración CRAASH. Se basa en un software que crea modelos del cuerpo humano a partir de datos médicos del paciente para replicar cómo funciona su organismo. Está enfocado especialmente en investigación cardíaca, simulando varios aspectos de la fisiología del corazón. Estos modelos son capaces de mostrar de forma virtual la diversidad y las patologías de la sociedad.

 

¿Por qué quisiste ser emprendedor?

Fue una combinación doble: una necesidad externa y otra interna. La externa vino porque desde 2005 hacíamos investigación aplicada con el programa de simulación desarrollado, y en esta situación tienes que ir haciendo lo que te piden los colaboradores en cada momento. La necesidad interna llegó porque trabajábamos con una empresa de dispositivos médicos muy grande y siempre nos decían que les gustaría poder usar ellos mismos el software, pero los programas académicos no pueden ser utilizados por externos sin supervisión ya que nunca son lo suficientemente intuitivos para el usuario no experto. Por eso quise encontrar la manera de facilitar el trabajo a esa gente y la forma de hacerlo era crear una empresa.

 

¿Cuál ha sido la decisión estratégica más importante que has tomado hasta ahora?

Arrancar la empresa. Cuando decidimos fundar la spinoff tuve que dejar de investigar full time, y en el momento en que decides hacer esto es cuando ya no hay vuelta atrás.

 

¿Cuál es el mejor consejo que te han dado?

La gente te da muchos consejos cuando estás emprendiendo, tantos que es imposible recordarlos. Aun así, hay uno que me dijo un amigo también físico y emprendedor que no olvido: “Crear una startup es como correr un maratón mientras te tiran piedras. No solo tienes que estar preparado para correr, sino también para recibir las piedras”.

 

¿Y ahora qué? ¿Qué hitos te has marcado alcanzar a corto plazo?

Ahora estamos en el momento de fundraising, que no está siendo fácil en esta época porque aunque el entusiasmo de los inversores no ha disminuido, hay una especie de retracción a la hora de dar el paso de invertir. Esto seguramente cambiará pronto, pero hoy por hoy es así. Como hito a corto plazo, tenemos marcado conseguir la financiación que nos permita ganar altura.