Se encuentra usted aquí

Startup generation

Jordi Martorell y Noemí Balà

CEO y CTO, Cofundadores de Aortyx

Jordi Martorell estudió Ingeniería Química en la IQS e hizo el Máster y el Doctorado entre la IQS y el MIT. Ha sido durante 5 años el profesor más joven de la School of Engineering de la IQS y desde 2017 es Jefe del grupo de investigación de Ingeniería Vascular y Biomedicina Aplicada. Noemí Balà estudió Química en la UB y un Máster en Química farmacéutica en la IQS. Durante el proyecto de final de máster, entre la IQS y el MIT, empezó a trabajar con Jordi. Después comenzó el Doctorado siguiendo la misma investigación, a partir de la cual en 2018 fundaron juntos Aortyx: son CEO y CTO.

"Multiplica por 3 lo que crees que te costará algo: cuesta mucho dinero que las cosas avancen"

09.06.2020

Aortyx, startup nacida de una colaboración entre la IQS y el Hospital Clínic de Barcelona, ​​se dedica a desarrollar un dispositivo médico para tratar de forma no invasiva las enfermedades más mortíferas de la aorta: disecciones y aneurismas aórticos.

 

¿Por qué quisiste ser emprendedor?

Jordi Martorell: Decidí investigar para aportar nuevas soluciones a los pacientes de enfermedades vasculares. La (casi) única forma de acabar convirtiendo esta investigación en soluciones reales es emprendiendo y llevándola tú mismo. Si quieres hacer realidad tus sueños, tienen que dejar de ser sueños y tienes que poner toda tu energía para que se cumplan.

Noemí Balà: Desde pequeña he sabido que quería dedicarme a alguna profesión que ayudara a encontrar soluciones para las personas que sufren una enfermedad. La investigación es básica para iniciar este proceso, pero es una vía lenta y muchas veces muy complicada para la financiación. Aunque la vía del emprendimiento no es fácil, es un reto más personal para el que tienes que dedicar muchos esfuerzos, pero a la vez es muy gratificante.

 

¿Cuál ha sido la decisión estratégica más importante que has tomado hasta ahora?

Cuando emprendes, necesita de muchas otras empresas que te aporten bienes o servicios que al principio no tienes disponibles. Hay una nube de proveedores de estos bienes y servicios en nuestro ecosistema, y a veces no es fácil diferenciar cuáles te servirán y cuáles no. Para la mayoría de cosas que hemos necesitado, hemos dado el mismo proyecto (fabricar un prototipo, por ejemplo) a dos empresas y hemos comparado los resultados. Aunque nos ha salido caro "experimentar", nos ha servido mucho para escoger aquellos proveedores en los que ahora confiamos y así podemos avanzar con mucha más seguridad.

 

¿Cuál es el mejor consejo que te han dado?

Multiplica por 3 lo que crees que te costará algo. En Cataluña tenemos tendencia a subestimar lo que cuestan las cosas y a intentar hacerlas con los mínimos recursos posibles. Si algo hemos aprendido del ecosistema emprendedor americano es que cuesta mucho dinero que las cosas avancen. Si te quedas corto de dinero en algún momento por haberte conformado con una ronda demasiado pequeña, morirás en el camino.

 

¿Y ahora qué? ¿Qué hitos te has marcado alcanzar a corto plazo?

Nuestra siguiente meta es alcanzar el design freeze de nuestro primer producto. ¡Pronto lo conseguiremos!