Se encuentra usted aquí

Startup generation

Judit Cubedo

CEO y cofundadora de Glycardial Diagnostics

Doctora en Biología Celular y Molecular por la UB y MBA, Judit Cubedo tiene 15 años de experiencia como investigadora en estudios de identificación de nuevos biomarcadores de enfermedad cardiovascular y en el desarrollo de nuevos métodos de diagnóstico. Autora de 35 publicaciones científicas y coinventora de 4 patentes, ha recibido varios premios. Uno de ellos otorgado por el MIT Technology Review, por la invención que dio lugar en 2017 a la constitución de la empresa GlyCardial Diagnostics, de la cual es CEO. 

“El objetivo final de un investigador en biomedicina es hacer que las innovaciones descubiertas en el laboratorio tengan un impacto en la clínica”

19.10.2020

GlyCardial Diagnostics está desarrollando un test para el diagnóstico precoz de la isquemia cardíaca –la reducción del flujo sanguíneo que llega al corazón– y la predicción de la evolución de los pacientes tras sufrir un caso. El test se basa en la medición de un novedoso biomarcador y pretende detectar la isquemia cardíaca antes de que cause un daño irreversible en el corazón, reduciendo el impacto de la enfermedad en los pacientes. Desde su constitución, en 2017, la empresa ha levantado más de 5 millones de euros entre financiación privada y pública, incluyendo una ronda de inversión de 2,4 millones con Caixa Capital Risc y Healthequity, y un Proyecto Europeo SME Instrument Phase 2 del Programa H2020 de 1,9 millones. También ha contado con el apoyo de EIT Health, el Ministerio de Ciencia e Innovación y ENISA.

 
¿Por qué quisiste ser emprendedora?
Bajo mi punto de vista, el objetivo final de un investigador en biomedicina es hacer que las innovaciones descubiertas en el laboratorio tengan un impacto en la clínica, de tal forma que se reduzca el impacto de las enfermedades. Esta es precisamente la motivación que me impulsó a emprender. 
 
¿Cuál ha sido la decisión estratégica más importante que has tomado hasta ahora?
La idea empezó hace más de 12 años como un proyecto de investigación. Desde la constitución de la compañía tuve muy clara la necesidad de incorporar al equipo perfiles externos, para enriquecerlo con puntos de vista “frescos” que no hubiesen participado en el histórico de la investigación. Son precisamente estas nuevas incorporaciones las que han contribuido al crecimiento del proyecto, haciéndolo suyo y siendo hoy en día una parte fundamental del mismo. 
 
¿Cuál es el mejor consejo que te han dado?
Cuando te dedicas a la investigación biomédica tienes que cambiar la mentalidad y darte cuenta de que los resultados de tu investigación podrían marcar la diferencia. Entender que puedes ser parte activa de la transición por la que tiene que pasar el proyecto para poder hacer la transferencia al mercado. En mi caso, me aconsejaron en su día apostar por este camino y estoy muy satisfecha de haberlo hecho.
 
¿Y ahora qué? ¿Qué hitos te has marcado alcanzar a corto plazo?
Finalizar el estudio clínico multicéntrico internacional prospectivo que iniciamos en 2019 para validar nuestro nuevo biomarcador. Esperamos tener los resultados hacia finales de 2021. Adicionalmente, esperamos avanzar y definir los próximos pasos de una nueva línea de investigación muy interesante que hemos iniciado durante estos primeros años de la compañía.